advertorial

Vacúnese para proteger la salud de su corazón

  • 0

(StatePoint) Aun cuando vacunarse es vital para las personas de todas las edades, es especialmente importante para los adultos con enfermedades cardiacas. Es más probable que estas personas tengan complicaciones graves de enfermedades comunes, como la influenza o la neumonía, que las vacunas pueden ayudar a prevenir.

Las enfermedades comunes pueden volverse graves en los adultos con enfermedades cardiacas; incluso pueden aumentar el riesgo de otro ataque al corazón. La protección que proporcionan las vacunas ayuda a reducir estos riesgos; si bien los adultos pueden saber que tienen un riesgo mayor, tal vez no sepan que necesitan vacunarse durante toda su vida para ayudar a protegerse contra enfermedades graves.

Bill Zeigler, de 70 años, no se había dado cuenta de que tenía arteriopatía coronaria (CAD, por sus siglas en inglés) el 2016, cuando comenzó a sentir dificultad para respirar después de hacer ejercicio común, y fue al consultorio del médico para que le hicieran una prueba de esfuerzo. Allí fue donde se enteró de que tenía CAD, una de las enfermedades cardiovasculares más comunes. Después del diagnóstico, él sabía que tenía que hacer cambios importantes en su estilo de vida, entre ellos adoptar una alimentación más saludable y mantener su rutina de ejercicio. Si bien Zeigler se había mantenido al día con sus vacunas contra la influenza, el médico le explicó que, debido al diagnóstico, seguir recibiendo estas vacunas y ponerse al día con las vacunas antineumocócicas, ahora era más importante que nunca.

Según los expertos, vacunarse es una de las maneras más seguras y fáciles de proteger su salud, incluso si está tomando medicamentos recetados. Afortunadamente vacunarse es sencillo; en la mayoría de los consultorios médicos, centros de atención médica y farmacias locales se ofrecen vacunas, y muchas de ellas están cubiertas por las pólizas de seguro de salud.

Si usted tiene enfermedades cardiacas, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan lo siguiente:

• Una vacuna contra la influenza (gripe) al año para protegerse contra la influenza estacional.

• Una vacuna antineumocócica para protegerse contra la enfermedad neumocócica entre los 19 y 64 años de edad. Todos los adultos necesitarán dosis adicionales una vez que cumplan 65 años.

• Las vacunas Td y Tdap para protegerse contra el tétanos, la difteria y la tosferina (pertussis). Se recomienda la vacuna Td cada 10 años para todos los adultos. La vacuna Tdap agrega protección contra la tosferina. Todos los adultos deben recibir la vacuna Tdap si no han recibido una dosis.

• La vacuna contra la culebrilla (herpes zóster) para protegerse contra esta enfermedad, si es mayor de 60 años.

Su profesional de atención médica puede recomendar otras vacunas también, según factores como su trabajo, estilo de vida y hábitos de viaje. Asegúrese de preguntar cuáles vacunas necesita.

"Si tuviera que aconsejar a alguna persona con enfermedad cardiovascular, le diría que se asegure de seguir todas las instrucciones que le den los médicos, incluida la vacunación", afirma Zeigler. "Yo me aseguro de recibir la vacuna contra la influenza todos los años, además de cualquier otra vacuna cuyo periodo de eficacia se haya cumplido", agrega.

Para informarse más sobre las vacunas que se recomiendan y encontrar un lugar de vacunación que le quede cerca, visite www.cdc.gov/espanol/vacunas/corazon.

Vacunarse es una medida importante que usted puede tomar para proteger su salud. Hable con su profesional de atención médica para asegurarse de haber recibido todas las vacunas que necesite.

Photo Credit: (c) elnariz/stock.adobe.com